El jefe de Estado de Sudáfrica, Jacob Zuma, felicitó hoy al nuevo presidente electo de Kenia, Uhuru Kenyatta, por su victoria en las elecciones presidenciales del pasado lunes.

"El presidente Zuma desea trabajar con el Gobierno y el pueblo de Kenia para fortalecer las relaciones bilaterales", afirma un comunicado divulgado por el Ministerio de Exteriores sudafricano.

Zuma alabó también la "determinación" del pueblo keniano para "consolidar la paz" y la "democracia" en ese país del este de África.

Así, Sudáfrica, potencia emergente del continente, reconoce el triunfo de Kenyatta en las urnas -con un 50,07 por ciento de los votos-, que será impugnado por el primer ministro y rival de Kenyatta en las urnas, Raila Odinga, segundo con un 43,3 por ciento.

Odinga denunció irregularidades "masivas" en un proceso electoral hasta el momento pacífico, tras la violencia postelectoral que causó en Kenia 1.300 muertos tras los comicios de diciembre de 2007.

Kenyatta, que se convertirá en el cuarto presidente keniano, está acusado por la Corte Penal Internacional (CPI) de crímenes contra la humanidad supuestamente cometidos durante la violencia postelectoral de finales de 2007 y principios de 2008.

La obtención por parte de Kenyatta de más de la mitad de los votos le convertiría en presidente sin necesidad de pasar por una segunda vuelta. EFE