Buenas ventas de automóviles, más contrataciones y la continua recuperación del mercado de la vivienda ayudaron a la economía estadounidense a crecer en todo el país en enero y febrero, según una encuesta difundida el miércoles por la Reserva Federal.

La Fed dijo que 10 de sus 12 distritos bancarios reportaron crecimiento moderado o modesto, mientras que los de Boston y Chicago lo reportaron lento.

El gasto de los consumidores aumentó en la mayoría de las regiones, aunque el incremento en el gasto se redujo en muchos distritos y gran parte de las ganancias fue impulsada por la venta de autos. Varios distritos dijeron que los consumidores recortaron ligeramente sus gastos en otras partes después de ver alzas en los impuestos y en los precios de la gasolina. Algunos también expresaron su preocupación sobre los recortes federales al gasto que comenzaron el 1 de marzo.

Los mercados de la vivienda mostraron más fortaleza en casi todas las partes del país. La manufactura creció modestamente en la mayor parte de las regiones tras pasar apuros durante la mayor parte de 2012, y muchos de los distritos reportaron mejoras en los mercados de empleo individual.

El informe, llamado el Libro Beige, proporciona información anecdotaria en torno a las condiciones económicas hasta el 22 de febrero. Los datos serán utilizados como la base para discusión sobre políticas de la Fed en la reunión del 19 al 20 de marzo.

Los analistas dijeron que el informe fue ligeramente más optimista que la encuesta anterior de la Fed, e hicieron notar el modesto repunte en la manufactura durante los últimos dos meses. Jennifer Lee, economista de BMO Capital Markets, llamó al último sondeo "una noticia más alentadora sobre la economía de Estados Unidos".

Muchos economistas creen que las autoridades de la Fed mantendrán sus políticas de tasas de intereses bajos a los niveles actuales, pero no tomarán nuevas medidas en la reunión de marzo.

La confianza de los consumidores aumentó en febrero en comparación con enero, de acuerdo con encuestas efectuadas tanto por el Conference Board como la Universidad de Michigan.