Vélez Sarsfield de Argentina deberá jugar a puertas cerradas cuando el martes próxima reciba a Peñarol de Uruguay como castigo por los incidentes protagonizados por su hinchada en el estadio Centenario de Montevideo en el cotejo de ida, según informó la Confederación Sudamericana de Fútbol.

El partido corresponde al Grupo 4 de la Copa Libertadores. Ambos equipos encabezan las posiciones con seis puntos cada una. Deportes Iquique de Chile y Emelec de Ecuador tienen tres puntos cada uno.

Néstor Benítez, vocero del organismo, dijo el martes a la AP que el cuadro argentino fue sancionado, además, con una multa de 100.000 dólares y el conjunto uruguayo con 14.000 dólares.