El alero Paul Pierce destacó en la victoria a domicilio de los Celtics de Boston por 101-108 sobre los Sixers de Filadelfia.

Los Sixers perdieron el segundo partido consecutivo y el noveno en los últimos diez disputados.

Pierce aportó un doble-doble de 18 tantos, 11 rebotes y siete asistencias, mientras que el escolta Avery Bradley surgió como el líder del ataque de los Celtics al conseguir 22 puntos y encabezar una lista de cinco jugadores que tuvieron números de dos dígitos.

Entre ellos el veterano pívot Kevin Garnett, que consiguió 18 puntos y seis rebotes, aunque perdió seis balones.

El ala-pívot Jeff Green surgió como el sexto hombre al anotar 16 puntos y el escolta Jordan Crawford llegó a los 12, que ayudaron a los Celtics (32-27) a conseguir el tercer triunfo consecutivo y el sexto en los últimos 10 partidos disputados.

Los Celtics, que tuvieron como equipo un 51 (42-83) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 58 (11-19) de triples, además de capturar 49 rebotes, siguen terceros en la División Atlántico, pero a cinco triunfos de los Knicks de Nueva York (36-21), que son los líderes, y tuvieron jornada de descanso.

Los Celtics, séptimos en la Conferencia Este, también dejaron en 11-18 su marca de visitantes y están a sólo un juego y medio de los Nets de Brooklyn (34-26), que son segundos en la misma división.

Los Sixers (23-36) siguen en plena crisis de juego y el entrenador Doug Collins podría tener los días contados al frente del equipo.

El alero Thaddeus Young consiguió un doble-doble de 19 puntos y 10 rebotes, que lo dejaron como el líder de los Sixers, que tuvieron a siete jugadores con números de dos dígitos, pero no pudieron conseguir los tantos decisivos.

El escolta-alero Evan Turner y el base Jrue Holiday aportaron 18 puntos cada uno, mientras que el pívot Spencer Hawes anotó 14 tantos para los Sixers.