Una comisión del Congreso de Perú sí acordó levantar el secretario bancario al exmandatario Alan García, a pesar de que su presidente aseguró el viernes que no se había obtenido el número de votos necesarios para que la medida sea aprobada, informaron hoy medios locales.

El legislador oficialista Sergio Tejada, presidente de la Comisión Investigadora Multipartidaria encargada de Investigar la gestión de Alan García Pérez, admitió que cometió un error de interpretación al decir que la medida no había sido aprobada.

La oficina de prensa del Parlamento había informado el viernes que la decisión se había aceptado con 4 votos a favor, pero poco después Tejada declaró que no podría ser efectiva porque se necesitaban 5 votos.

Tejada admitió luego que, tras consultar a la Oficialía Mayor del Congreso, comprobó que la reserva bancaria del exgobernante sí podrá ser levantada, porque la votación solo requería de una mayoría simple.

"Lo único que requiere mitad más uno es el quórum y pedidos de reconsideración en las comisiones, pero los acuerdos requieren una mayoría simple y si no está especificado que es la mitad más uno se entiende que es mayoría simple", explicó.

Tejada ratificó que se enviará una solicitud a la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP para que proceda al levantamiento del secreto bancario de García, quien está siendo investigado por un presunto enriquecimiento ilícito durante su segundo Gobierno (2006-2011).

El congresista Javier Velásquez, del Partido Aprista Peruano (PAP), que preside García, declaró hoy que el exmandatario "responderá democráticamente" al pedido del levantamiento de su secreto bancario.

El legislador aseguró a la agencia oficial Andina que García "tiene todas sus cuentas claras y en orden", y responderá "sin ningún temor" cualquier cargo que se presente en su contra.

"El presidente Alan García está en el Perú y es un demócrata y va a responder por todos y cuantos cargos que se le quieran formular", añadió.

Velásquez criticó al congresista Tejada por la confusión que generó al pronunciarse sin haber consultado el reglamento del Congreso y consideró que las investigaciones del grupo de trabajo legislativo se hacen "de una manera inadecuada".

El pasado 5 de febrero, la Fiscalía también abrió una investigación preliminar contra García por la presunta comisión del delito de enriquecimiento ilícito, luego de que se revelara que compró una casa por 830.000 dólares.

En la resolución que informó sobre el inicio de la investigación se mencionó que "se cuenta con datos que revelarían un incremento en el patrimonio" del exgobernante y que existe el indicio de que el origen de los fondos empleados para la compra "no se encontraría debidamente justificado".

Tras conocerse esa información, García ofreció una rueda de prensa en la que mostró documentos de los ingresos que obtuvo en los últimos 18 meses por un total de 3.352.000 soles (1.314.509 dólares).

El exmandatario aseguró que ese dinero es producto de su trabajo "académico, intelectual y como escritor" y detalló que solo por una serie de conferencias que ha dado en todo el mundo ha percibido 2.120.000 soles (831.372 dólares).

El líder del PAP, que gobernó Perú entre 1985-1990 y 2006-2011, aseguró, sin embargo, que esa investigación "fortalece la democracia y transparenta el sistema político al cual los ciudadanos ven con mucha desconfianza".