Wall Street avanzó el viernes gracias a un alentador reporte sobre la manufactura estadounidense que también le permitió terminar la semana con una ligera ganancia, pese a que sigue acercándose el plazo para evitar una serie de recortes al gasto gubernamental en diversos sectores de Estados Unidos.

El promedio industrial Dow Jones subió 35,17 puntos (0,3 a 14.089,66.

El Dow llegó a perder hasta 117 puntos en la mañana pero se repuso por la noticia de que la manufactura estadounidense creció en febrero a su ritmo más rápido desde junio de 2011. El Instituto de Gerentes de Compras dijo que su índice de la manufactura subió a 54,2 puntos, ante la lectura de 53,1 en enero. Cualquier cifra arriba de 50 expresa crecimiento.

El presidente Barack Obama llamó a los dirigentes del Congreso a la Casa Blanca para hablar sobre la manera de evitar las reducciones extensas al gasto por 85.000 millones de dólares que sin un acuerdo entre las partes comenzarían a regir la noche del viernes. Los recortes forman parte de un plan para disminuir el déficit a 10 años y por 1,5 billones de dólares, el cual resulta tan chocante para demócratas y republicanos que podrían verse obligados a promover un acuerdo presupuestal de largo plazo.

Cualquier acuerdo entre la Casa Blanca y el Congreso sobre los recortes al gasto podría favorecer un aumento en el mercado la próxima semana, sin importar si los inversionistas lo consideran bueno o malo, estimó Stephen Carl, jefe de transacciones bursátiles de The Williams Capital Group en Nueva York.

"La ausencia de claridad es el problema", señaló. "Creo que será positivo para el mercado hasta que haya noticias concretas".

El indicador Standard & Poor's 500 subió 3,52 puntos (0,2 a 1.518,20. El índice tecnológico Nasdaq avanzó 9,55 unidades (0,3%) a 3.169,74.

Cuatro títulos ganaron por cada tres que perdieron en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen fue conforme al promedio reciente, de 3.700 millones de acciones.

Los tres indicadores principales de Wall Street terminaron la semana con números negros: El Dow ganó 0,6% mientras el S&P 500 y el Nasdaq subieron casi 0,2% cada uno.

El Dow, en su buen desempeño matutino, estuvo a 15 puntos de su cierre récord de 14.164 que tuvo el jueves, pero luego empezó a bajar y terminó el día debajo de esa cifra.

Los precios de las acciones de empresas petroleras y gaseras disminuyeron el viernes al tiempo que la cotización del crudo bajó a su menor valor en el año. Los títulos de las empresas Halliburton, Peabody Energy y otras aparecieron entre los que tuvieron las peores pérdidas en el S&P 500. El precio del crudo estadounidense de referencia se redujo a menos de 91 dólares el barril.

En tanto, el ingreso de los estadounidenses retrocedió 3,6% en enero, lo que representa la caída mensual más pronunciada en 20 años, informó el Departamento de Comercio.

El desempleo en los 17 países de la Unión Europea que utilizan el euro aumentó a la cifra récord de 11,9% durante enero. Esa situación fomentó la inversión en los bonos del Tesoro de Estados Unidos, lo cual elevó sus precios y disminuyó sus rendimientos.

El rédito del bono del Tesoro a 10 años bajó a 1,85% respecto al 1,88% del jueves.

La situación de la manufactura y los recortes en Estados Unidos afectó adversamente a las bolsas en Europa. El índice británico FTSE 100 cedió 0,3%, el DAX de Alemania descendió 0,8% y el francés CAC-40 descendió 1,2%.