A tres meses del inicio de la Copa Confederaciones en Brasil, todavía hay señales de que algunos estadios quizás no estén listos para el torneo que sirve como fogueo para el Mundial de 2014.

La fecha límite para completar una de las sedes fue aplazada nuevamente esta semana, y los pocos estadios que abrieron sus puertas exhibieron ciertos problemas, incluyendo con la cancha.

Apenas dos de los seis estadios estaban terminados en diciembre, como originalmente lo solicitó la FIFA, y los problemas recientes plantean dudas sobre si estarán listos para el plazo de mediados de abril que fijó el organismo rector del fútbol mundial.

La Arena Fonte Nova hubiese sido el tercer estadio listo, pero las autoridades locales en el noreste de Brasil dijeron el viernes que la firma constructora no puede cumplir con el cronograma para esta semana.