La manufactura en China creció en febrero a su más lento ritmo en cinco meses porque la demanda flaqueó y las fábricas cerraron por el feriado del Año Nuevo Lunar, de acuerdo con dos sondeos que se dieron a conocer el viernes.

Un grupo industrial, la Federación de Compras y Logística de China, informó que su índice de administradores de compras bajó 0,3 puntos a 50,1 con respecto a enero, en una escala de 100 unidades donde las cifras superiores a 50 muestran crecimiento en una actividad. Un índice por separado que realiza HSBC Corp. bajó a 50,4 desde 52,3 frente a enero.

El crecimiento económico de China se recuperó a 7,9% en el último trimestre del año pasado, después de su más profunda caída desde la crisis mundial de 2008. Pero los analistas advierten que la recuperación será débil y gradual y podría ser vulnerable si el comercio o las inversiones se debilitan.

La recuperación de China es continua, pero el más reciente indicador del sector fabril "sugiere un ritmo más lento de expansión", dijo en un comunicado Hongbin Qu, economista de HSBC.

La federación china indicó que sus indicadores de nuevos pedidos y exportaciones bajaron desde enero, mientras que HSBC indicó que sus medidas para ambos crecieron débilmente.

"Sobre todo, la economía está en un período de estabilización", indicó el economista Zhang Liqun en un comunicado.

La manufactura en China es seguida de cerca por ser un indicador del consumo mundial y por la potencial demanda de socios comerciales que abastecen sus fábricas con materia prima y componentes industriales.

La desaceleración en el país se debe principalmente a los controles que impuso el gobierno para enfriar la inflación y los elevados precios de la vivienda. Se profundizó cuando la demanda mundial de exportaciones chinas se debilitó inesperadamente en 2011.