Los beneficios del fabricante de componentes del automóvil Magna aumentaron un 40,7 % en 2012 al obtener 1.433 millones de dólares estadounidenses de ganancias netas, dijo hoy la empresa canadiense.

Magna dijo que el aumento de sus beneficios fue debido en gran parte a la fortaleza del mercado norteamericano que está en pleno proceso de recuperación de las ventas tras la grave crisis de 2008-2009.

La producción de vehículos en Norteamérica aumento un 18 % lo que permitió a Magna aumentar sus ventas en la región un 10 % hasta los 15.336 millones de dólares.

El EBIT ajustado de Magna fue de 1.658 millones de dólares, un 21,2 % más que en 2011. Las ventas totales del año pasado ascendieron a 30.837 millones de dólares, un aumento del 7,2 %.

En el último trimestre del año, que terminó el 31 de diciembre de 2012, Manga tuvo unos ingresos de 8.030 millones de dólares, 11 % más que en el mismo periodo de 2011, y su EBIT ascendió a 387 millones de dólares, un aumento del 21 %.

El consejero delegado de Magna, Don Walker, dijo a través de un comunicado: "En conjunto, estamos satisfechos con nuestros resultados operativos de 2012. Seguimos teniendo un elevado rendimiento en Norteamérica. En Europa, vimos mejores resultados operativos y la vuelta de la rentabilidad".

La producción de vehículos en Europa occidental cayó un 7 % en 2012. A pesar de ello, las ventas de Magna en la región aumentaron un 2 % hasta alcanzar los 8.786 millones de dólares.

"En el resto del mundo, Asia sigue siendo rentable a pesar de la significativa actividad de nuevas instalaciones y estamos tomando medidas para mejorar los resultados en Suramérica", añadió Walker.

En este sentido, la empresa canadiense señaló que "ciertas instalaciones en Suramérica", que no identificó, sufren "una falta de eficiencia y otros costes" que incluyen la incapacidad de recuperar aumentos del coste relacionados con la inflación.

La empresa añadió que espera mejorar la productividad en Suramérica con "el aumento de eficiencias operacionales y la integración de anteriores adquisiciones".

Magna dijo que en 2013 espera unas ventas de entre 32.000 y 33.400 millones de dólares y unos gastos de capital de unos 1.400 millones de dólares.

La empresa prevé que la producción en 2013 del sector automotriz en Norteamérica sea de 15,8 millones de vehículos mientras que en Europa la redujo a 11,9 millones de unidades.