Las autoridades de defensa de la competencia investigan al grupo industrial alemán ThyssenKrupp, a la luxemburguesa ArcelorMitall y a la austríaca Voestalpine por supuesto acuerdo de precios del acero para la industria automovilística alemana.

Las tres empresas han confirmado hoy que las autoridades de defensa de la competencia han registrado sus oficinas y aseguraron estar dispuestas a colaborar en esclarecer las acusaciones.

La policía registró las oficinas de ThyssenKrupp en Duisburg y de las otras dos empresas en diferentes Estados federados de Alemania.

ThyssenKrupp caía hoy en bolsa un 2,5 %, hasta 16,84 euros, poco antes del cierre.