La reina Isabel II de Inglaterra ha cancelado una visita prevista para mañana sábado a Gales debido a que sufre síntomas de gastroenteritis, anunció hoy el Palacio de Buckingham.

La soberana, de 86 años, puede presumir de una salud de hierro y son muy raras las ocasiones en las que ha debido cancelar eventos debido a una enfermedad.

Isabel II tenía previsto asistir mañana en Swansea a un desfile militar por las celebraciones de san David, patrón de Gales.

Sin embargo, la reina de Inglaterra se quedará descansando en el castillo de Windsor y en los próximos días los médicos evaluarán su estado de salud, de acuerdo con sus portavoces.

Está previsto que la soberana y su esposo, el duque de Edimburgo, de 91 años, visiten la próxima semana Roma, en un viaje organizado antes de que se conociese la renuncia del papa Benedicto XVI.