La presidenta argentina, Cristina Fernández, anunció hoy reformas para "democratizar la Justicia", entre las que destacó el proyecto de ley que enviará al Parlamento para que los integrantes del Consejo de la Magistratura sean elegidos a través del voto popular.

"Quiero una Justicia democrática, no corporativa, sabiéndose que es parte del Estado y que debe aplicar la Constitución", dijo Fernández en la inauguración en el Congreso del nuevo año legislativo.

Fernández afirmó que "es el pueblo el que debe elegir a sus integrantes, y que el sistema judicial no puede ser un lugar al que acceden sólo conocidos o parientes".

"Todo ciudadano que reúna los requisitos y apruebe los exámenes debería estar en condiciones de ingresar", subrayó la mandataria.

La presidenta argentina indicó que la Constitución establece que los consejeros deben ser académicos y científicos, pero no específicamente abogados.

"Hay que darle a ese órgano una representación popular donde la sociedad se vea reflejada y representada", señaló.

Con respecto al Poder Judicial, resaltó que "hay que terminar con la dicotomía entre justicia garantista y mano dura" y pidió que "haya una representación legítima de la Justicia".

Fernández abogó también por una legislación que logre una mayor transparencia judicial.

"Debe haber un acceso a la información para que todo el mundo sepa las causas que tiene cada juzgado".