Romain Grosjean lució el vienes en su Lotus y consiguió el mejor tiempo en el antepenúltimo día de pruebas antes del inicio de la temporada de la Fórmula Uno.

Grosjean cronometró 1 minuto, 22.716 segundos para superar por casi medio segundo a Jenson Button (McLaren) y quedarse con la vuelta más rápida en el Circuito de Cataluña.

Los pilotos realizaron buenas pruebas hasta que un aguacero estropeó el final de la sesión.

Fernando Alonso (Ferrari) fue el más lento de los 11 pilotos, más de cinco segundos detrás de Grosjean.

La temporada comienza en dos semanas en Australia.