Representantes del gobierno colombiano afirmaron el viernes que el dialogo de paz con las FARC avanza y ha llegado a un punto crucial que requiere de resultados concretos.

El jefe de la delegación del gobierno colombiano Humberto de la Calle leyó un comunicado al cierre de la tercera ronda de negociaciones de paz realizadas en la capital cubana.

Dijo que ha avanzado "el diseño de programas e instrumentos de recuperación de tierras en manos de ilegales y acceso por parte de los campesinos que carecen de ella o que la poseen de manera insuficiente".

Según el documento, las negociaciones continúan centradas en el primer punto de la agenda, que es el tema agrario. "Estamos en un momento crucial, el de demostrar si nos jugamos por la paz de Colombia, transformar el presente para construir un futuro mejor".

Para el gobierno, las FARC han avanzado en el tema de las víctimas del conflicto, "el cual, para no limitarse a una expresión retórica deberá plasmarse en compromisos concretos", según el comunicado.

En la tercera ronda también se tomó nota sobre la manifestación de las FARC de transformarse en una fuerza política, que es donde las partes esperan "llegar con estos acuerdos".

Las FARC y el gobierno reanudaran las negociaciones el 11 de marzo.

Las FARC recordaron el viernes a Raúl Reyes, comandante que cayó el 1 de marzo del 2008 en territorio ecuatoriano en un bombardeo ordenado por el gobierno colombiano del ex presidente Alvaro Uribe (2002-2010) en momentos en que el hoy mandatario Juan Manuel Santos era su ministro de Defensa.

Iván Márquez, quien leyó el breve comunicado el viernes antes de entrar a una sesión de trabajo, señaló además que la organización guerrillera solicitó "al gobierno al gobierno del Ecuador, basados en normas del Derecho Internacional Humanitario, la repatriación de los restos mortales de nuestros combatientes para que sus familiares y amigos puedan darles sepultura digna en la tierra que los vio nacer".