El primer fabricante del motor estadounidense, General Motors (GM), mejoró sus ventas un 7 % interanual, mientras que Ford Motor avanzó un 9 % y Chrysler, propiedad de Fiat, moderó sus subidas anteriores al 4 %.

GM vendió 224.314 vehículos en febrero, con el importante avance de Cadillac, que mejoró en tasa interanual un 20 %, hasta las 13.845 unidades, mientras que la marca más popular del gigante de Detroit, Chevrolet, aumentó sus ventas un 5 % hasta las 158.541 unidades.

El fabricante destacó la fortaleza de las ventas de vehículos compactos, lo que en su opinión pone las bases de nuevos lanzamientos de la marca Chevrolet, así como de los nuevos todoterrenos urbanos de la marca GMC, cuyas ventas mejoraron un 10 por ciento.

Las ventas de Ford fueron las que avanzaron con más fuerza hasta las 195.822 unidades, gracias a la mejora del 21 % de los todoterrenos urbanos, hasta las 58.228 unidades.

Ford vendió 70.647 turismos en febrero, con una subida del 6,4 %, así como una mejora de los todoterrenos de gran cilindrada, como los de la serie F, del 3,6 %, hasta las 66.947 unidades.

Las ventas del Grupo Chrysler en Estados Unidos aumentaron un 4 % el mes pasado, lo que marca el mejor febrero en cinco años, según informó hoy la compañía.

La empresa indicó que su marca Dodge alcanzó en febrero un incremento de ventas del 30 % sobre febrero de 2012, mientras que sus marcas Ram y Fiat tuvieron, ambas, un avance interanual de 2 % en las ventas.

En febrero pasado las ventas de Jeep bajaron un 16 % en relación con febrero de 2012, y las ventas de la marca Chrysler disminuyeron 7 %. Ambas marcas llevaban registrando fuertes avances en meses posteriores.

Los datos de febrero muestran la moderación progresiva de las subidas mensuales de ventas en Estados Unidos, lo que podría ser una indicación de un enfriamiento de este mercado después de fuertes mejoras durante 2011 y 2012.