La FIFA suspendió el viernes por dos años al mediocampista peruano Joel Sánchez, quien arrojó positivo en un control antidopaje tras un partido por las eliminatorias del Mundial de 2014.

Sánchez, de 23 años, fue suspendido de "todos los partidos, amistosos u oficiales, a nivel doméstico e internacional" hasta el 21 de enero de 2015, anunció la FIFA en un comunicado.

Sánchez arrojó positivo al estimulante prohibido metilhexaneamina después del empate 1-1 contra Bolivia en octubre en La Paz.

Perú marcha penúltimo en las eliminatorias sudamericanas y prácticamente perdió cualquier posibilidad de clasificarse al Mundial de Brasil.

Sánchez puede apelar la sanción ante el comité disciplinario de la FIFA.

En casos que involucran metilhexaneamina, la UEFA suspendió por un año en agosto a dos jugadores del club macedonio Rabotnicki.

La Agencia Mundial Antidopaje clasifica la metilhexaneamina como una sustancia que puede ser consumida sin intención de doparse. Los atletas pueden recibir una sanción reducida si demuestran cómo la sustancia entró a sus cuerpos.

La FIFA suspendió provisionalmente a Sánchez en enero, a la espera de la audiencia final.

Sánchez juega con el club Universidad San Martín de Lima.