El expapa Benedicto XVI ha pasado las primeras horas de su retiro orando, mirando televisión y dando caminatas, informó el Vaticano.

La Santa Sede informó el viernes sobre las primeras horas de Benedicto en Castelgandolfo, la residencia veraniega en la que a las 8 de la noche del jueves dejó de ser pontífice.

El secretario de Benedicto, monseñor Georg Gaenswein, reportó al Vaticano que, después de su despedida, cenó, dio su habitual caminata en el palacio y vio noticias en la televisión sobre su último día como pontífice. Gaenswein agregó que durmió bien, celebró la misa como lo hace habitualmente y desayunó, según el vocero vaticano.

Gaenswein acotó que Benedicto se veía tranquilo y que en los últimos días ha vuelto a tocar el piano.