Una pareja de turistas de Estados Unidos, dados por perdidos por sus familias a través de Internet, fueron presentados hoy en Lima por el ministro de Comercio Exterior y Turismo, José Luis Silva, para desbaratar las versiones de su supuesta desaparición.

La joven pareja, formada por Garret Hand y Jamie Neal, hacía una viaje por Suramérica en bicicleta, pero perdió contacto con su familia en Estados Unidos en enero pasado, motivo por el cual iniciaron una búsqueda por Internet.

El ministro peruano dijo hoy, en rueda de prensa, que los turistas, ambos de 25 años, ingresaron a Perú por la región sureña de Tacna, procedentes de Chile, y en la región andina de Puno tomaron sus bicicletas para llegar al Cuzco.

Neal le contó a Silva que ese había sido "el mejor viaje hecho en su vida" y que desea volver a Perú en el futuro.

Después de conocer Cuzco, la pareja se dirigió a la selva amazónica y fue ubicada por la Policía Peruana cuando navegaba en bote por el río Napo.

Hand dijo en la rueda de prensa que no era la primera vez que dejaba de hablar con su familia por cuatro o cinco semanas, pero que, "al estar en Perú, la gente tiene una idea equivocada" de la situación en el país y aparentemente se asustaron.

Lamentó el desconcierto ocasionado por su supuesta desaparición, pero añadió que se sentía querido por su familia por haber estado dispuestos a buscarlos.

Hand remarcó que la visita a Perú ha sido "una experiencia increíble" por haber conocido nuevos tipos de bosques y medio ambiente y aseguró que le gustaría repetir el viaje.

La búsqueda de la pareja de ciclistas se lanzó después de que la embajada de los Estados Unidos en Perú emitiera, el pasado 14 de febrero, un aviso en el que advirtió a sus compatriotas de una amenaza potencial de secuestros en Cuzco.

La embajada también prohibió los viajes de su personal a esa región y anunció que los desplazamientos oficiales de autoridades de ese país han sido restringidos mientras dure la alerta.

La embajadora de EE.UU. en Lima, Rose Likins, aseguró que solo se trataba de una advertencia y que quien desee viajar a Cuzco debe decidir como mejor le convenga.

No obstante, el canciller peruano, Rafael Roncagliolo, dijo haber expresado a la secretaria adjunta para Asuntos Hemisféricos de EE.UU. el malestar del Gobierno de Perú por esa alerta .

El Gobierno de Perú reaccionó de inmediato ante el mensaje de alerta y el mismo día garantizó la seguridad de los turistas y resaltó que la advertencia de la embajada "no implica necesariamente la existencia comprobada de las situaciones aludidas".