La Semana de la Moda de Buenos Aires, la Bafweek, concluyó hoy después de haber mostrado durante cuatro días las propuestas de diseñadores de autor y marcas comerciales para el próximo otoño/invierno, con un estilo barroco con textiles recargados y tonos de bordó, verde y azul.

Con más de 20 desfiles y 25 espacios para que los diseñadores expongan sus novedades, la pasarela más importante de la temporada argentina plasmó los consejos a tener en cuenta para renovar el guardarropa.

Los colores azul, bordó y verde, solos o combinados con negro, fueron los protagonistas en las pasarelas de la edición 2013 de la Bafweek.

El estilo barroco de prendas amplias y muy ornamentadas se potencia con textiles recargados y entremezclados con brillo, mientras que el estilo militar con borcegos, botones de fajina y toda la gama de verdes también marcará tendencia.

Las estampas geométricas con cuadros y rombos juegan un papel fundamental en todas las prendas, pero su uso libre y exagerado de será un acierto.

La pollera fue una de las prendas que más se destacaron en las diversas colecciones, en cualquiera de sus formas, plisada o tubo, y acompañada de blazers, camperas o buzos.

La Bafweek mantuvo su impronta y convocó a los diseñadores de autor del país suramericano.

Unas de las sorpresas fue la colección del modisto argentino Pablo Ramírez para la marca Muaa, que le imprimió la elegancia de principio de los sesenta al estilo de las adolescentes y luego de comenzar con el uso del negro y blanco, asomaron los colores vibrantes en rosa, amarillo, rojo, vede y turquesa.

Tras cuatro jornadas, la Semana de la Moda de Buenos Aires cerró sus puertas y se ratificó como el único evento en Argentina que reúne a los distintos exponentes de la industria de la moda, los diseñadores, las marcas, los patrocinadores y los compradores internacionales.