El Gobierno uruguayo declaró hoy huésped de honor al presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), Jean Todt, quien permanecerá varios días en el país con una agenda que incluye una reunión con el presidente José Mujica y su participación en un foro sobre seguridad vial.

El máximo responsable del automovilismo mundial fue recibido en el Aeropuerto Internacional de Carrasco por el canciller Luis Almagro, quien le entregó la distinción en virtud del papel de Todt en la difusión de prácticas adecuadas para reducir la siniestralidad en las carreteras de todo el mundo.

Según explicó a Efe Jorge Tomasi, presidente del Automóvil Club del Uruguay, esta visita y esta distinción "pusieron en evidencia lo positivo que tiene para el país esta visita" ya que refuerza el trabajo para difundir "la adopción de las reglas de oro de la FIA, que tendrá buenos resultados para reducir los accidentes de tránsito".

"Sin duda visitas de este tipo le hacen mucho bien a Uruguay, que está mejorando sus cifras y disminuyó el número de fallecidos en carretera. Una visita así, que vienen con los programas que llevan adelante a nivel mundial, impulsará estas prácticas", indicó Tomasi.

Todt será el orador principal del Foro "Modificar conductas para más y mejor seguridad vial", organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la FIA que tendrá lugar el próximo domingo en Montevideo, una actividad declarada de interés nacional por el Ministerio de Turismo y Deporte del país.

Allí, el presidente de la FIA se encargará de difundir las denominadas "10 Reglas de Oro para la conducción segura", una iniciativa respaldada por 230 clubes del motor y del automovilismo en más de 130 países y que representan a 60 millones de miembros.

"Esta instancia tiene que servir para reflexionar, conocer los principios de conducción segura y eliminar los siniestros de tránsito de la lista de principales causas de muerte en el país", añadió Tomasi.

En Uruguay, la siniestralidad en el tránsito es un flagelo que cuesta cerca de 500 vidas por año y unos 28.000 lesionados.

Antes de participar en la reunión, que será clausurada por el vicepresidente uruguayo Danilo Astori, Todt vistará una concentración de pilotos de diferentes categorías del automovilismo uruguayo en apoyo a la campaña "Pilotos de Carreras para la Seguridad Vial".

Al día siguiente Todt será recibido por Mujica en la Torre Ejecutiva, la sede presidencial uruguaya, y posteriormente ofrecerá una rueda de prensa.

A continuación dará la salida simbólica a esa carrera automovilística uruguaya frente a las instalaciones del Automóvil Club del Uruguay, en pleno centro de Montevideo.

La jornada de Todt en el país terminará en el aeródromo de El Pinar con la disputa de la primera prueba clasificatoria de ese gran premio que se disputa en los 19 departamentos (regiones) del Uruguay.