La autoridad ambiental de Colombia levantó hoy la suspensión de las operaciones de carga y descarga de carbón a la compañía estadounidense Drummond, al tiempo que autorizó a un tren de transporte de ese mineral para volver a operar de noche.

La Autoridad Ambiental de Licencias Ambientales (ANLA) informó a través de un comunicado de estas dos decisiones, que permiten reanudar parcialmente la explotación carbonífera en Colombia.

La ANLA "analizó y aprobó técnicamente el cumplimiento de la medida de ajuste del plan de contingencia" presentado por Drummond para responder ante los daños ambientales que causó cuando el pasado 12 de febrero tuvo un conato de hundimiento y vertió varias toneladas de carbón en el Caribe colombiano.

"El plan de contingencia presentado cumple con las condiciones técnicas, pues describe los riesgos de la operación, define las emergencias y la forma de atención de las mismas, relacionada con las diferentes actividades que se desarrollan en las operaciones del puerto de la empresa American Port Company", agregó la nota.

La compañía dio a conocer su estrategia a las autoridades del puerto, la entidad de atención de desastres y la ciudad de Santa Marta, desde donde zarpó con la carga de carbón, según informó recientemente desde Estados Unidos.

Asimismo, insistió en que se trató de un "accidente industrial, sin intención de causar daños medioambientales".

La ANLA seguirá con detenimiento la aplicación del plan y las operaciones de la compañía, y advirtió de que "hasta tanto no se culmine la investigación no se podrá determinar una eventual sanción".

"Es posible que se configure una falta grave y, si es el caso, la sanción será proporcional al daño y ejemplarizante", anotó además el comunicado de la entidad.

Drummond exporta diariamente 70.000 toneladas de carbón vía marítima.

Por otra parte, reveló que las autoridades ambientales del departamento del Cesar (norte) levantaron también la suspensión de circulación nocturna al ferrocarril que transporta el carbón desde las minas hasta los puertos de Ciénaga y Santa Marta.

A juicio de esta corporación, la empresa Ferrocarriles del Norte de Colombia (Fenoco), que administra la concesión de la línea férrea, ha aplicado "medidas adecuadas de manejo ambiental que mitigan el impacto de ruido generado por la operación".

La industria del carbón en Colombia mantiene todavía un punto de estancamiento por la huelga en la mina de El Cerrejón, la mina de carbón a cielo abierto más grande de América, situada en el departamento de La Guajira (norte de Colombia), que inició a principios de febrero.

Los sindicatos y la empresa, que pertenece a partes iguales a la británica Anglo American, la australiana BHP Billiton y la suiza Xstrata Coal, retomaron esta semana los diálogos sobre salarios y condiciones laborales.