Las fuerzas del gobierno sirio libraban el viernes intensas batallas con los insurgentes que desde hace días atacan una academia policial cerca de la ciudad norteña de Alepo, al tiempo que se hallaron los cadáveres de diez hombres al costado de un camino en las afueras de Damasco, dijeron activistas.

Un contingente rebelde respaldado por tanques capturados ha intentado tomar la academia policial desde la semana pasada. El establecimiento, que según los activistas ha sido utilizado como base militar para cañonear vecindarios de la ciudad, se ha convertido en un frente de batalla crucial en la lucha por el control de Alepo.

La agencia noticiosa siria dijo el viernes que las fuerzas del gobierno que defienden la academia han matado a decenas de rebeldes y destruido cinco de sus vehículos.

El grupo activista Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, también reportó intensos combates en torno de la academia, y dijo que los insurgentes sufrieron varias bajas, aunque no suministró cifras.

Alepo, la ciudad más grande de Siria y antiguo centro comercial, se ha convertido en un frente de batalla importante en la guerra civil después que los insurgentes lanzaron una ofensiva en julio del 2012. Desde entonces, éstos y el régimen han luchado calle por calle por el control de Alepo en un enfrentamiento que ha destruido algunos sectores de la ciudad, considerada una de las más hermosas de Siria.

El Observatorio dijo que se luchaba cerca de la mezquita Omeya del siglo XII en la antigua ciudad amurallada, un lugar proclamado por la UNESCO como Patrimonio Mundial de la Humanidad. La mezquita resultó fuertemente dañada en octubre del 2012 después de un incendio en el mercado medieval de la ciudad.

Circularon versiones contradictorias acerca del control de la mezquita. Mohamed al-Jatib, del Centro de Prensa de Alepo, afirmó que la gran mezquita está en manos de los rebeldes, aunque todavía se lucha en el área.

"El régimen dejó muchas municiones (en la mezquita) junto con pistolas y granadas lanzacohetes", dijo vía Skype.

Por su parte, el director del Observatorio, Rami Abdul-Rahman, dijo que los rebeldes han estado en control de por lo menos la mitad de la mezquita desde hace días, pero no pudo confirmar que hubiesen controlado todo el complejo.

Los 10 cadáveres fueron hallados a la vera de un camino entre los suburbios de Adra y Dumair, ubicados junto a Damasco, dijo Abdul-Rahman.

Todos los cuerpos eran de hombres de entre 30 y 45 años, agregó. Uno de ellos había sido decapitado. Sus identidades se desconocen.

______

El periodista de Associated Press Ben Hubbard contribuyó a este informe.