El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, alabó hoy las reformas aplicadas en Italia por el Gobierno tecnócrata de Mario Monti y aseguró que si continúan aplicándose mejorarán "significativamente" el potencial de crecimiento del país.

"Las reformas estructurales implementadas hasta ahora en Italia han ayudado a restaurar la confianza de los mercados y su credibilidad internacional. Si continúan aumentarán significativamente el potencial de crecimiento de Italia", señaló Van Rompuy en un comunicado tras reunirse en Bruselas con el primer ministro italiano en funciones.

El presidente del Consejo Europeo destacó también que Italia ha logrado "asentar sus finanzas sobre unas bases más sólidas, lo que es una condición esencial para asegurar el crecimiento".

Van Rompuy se mostró confiado en que, a pesar de la situación política resultante de las elecciones, Italia "siga siendo un miembro estable y fuerte de la Unión Europea y de la Eurozona".

El mensaje va en línea con el expresado el miércoles por el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, que reiteró su "plena confianza" en Italia y en que el país asegurará la estabilidad política en su propio interés y en el de toda la UE.

Las reuniones de Monti con Barroso y Van Rompuy responden, según las instituciones, a los preparativos de la próxima cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete, en la que el primer ministro en funciones representará a Italia.

El encuentro, que tendrá lugar los días 14 y 15 de abril, estará consagrado a la coordinación de las políticas económicas, fiscales y de empleo de los países europeos con el fin de impulsar el crecimiento y la creación de puestos de trabajo, según recordó hoy el presidente del Consejo.