El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, indicó hoy que es muy pronto para evaluar las implicaciones de la confesión de culpabilidad del soldado de EE.UU. Bradley Manning por filtrar documentos a WikiLeaks, pero indicó que con Rafael Correa en la Presidencia no habrá cambios sobre Julian Assange hasta 2017.

"Es muy pronto para saber qué implicará eso", indicó Patiño a periodistas en Caracas, donde participa en el Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA).

"Hay que ver cuál es la declaración" de Manning, agregó y puntualizó que el soldado estadounidense se declaró "culpable de algunas acusaciones y de otras no y también habría que ver qué implicaciones tiene eso".

Manning se declaró hoy culpable de filtrar documentos clasificados, aunque evitó inculparse de los cargos más graves, y argumentó que pasó información a WikiLeaks para "abrir un debate público" sobre el papel de Estados Unidos en el mundo.

Su abogado civil, David Coombs, indicó que el soldado, de 25 años, se declaraba culpable de 10 de los 22 cargos de que le acusa el Gobierno estadounidense.

El canciller ecuatoriano señaló que había gente que esperaba que con la derrota de Correa en las elecciones del pasado 17 de febrero Assange fuera entregado a las autoridades británicas.

"Pero por lo menos hasta 2017 con el presidente Rafael Correa, que cuando toma una decisión la mantiene, eso está descartado", señaló.

También señaló que habrá que ver qué pasa con la justicia sueca y con la candidatura de Assange al senado de Australia.

"El Gobierno británico podría tener una perspectiva, un escenario futuro, con un senador australiano que esté asilado en la Embajada ecuatoriana y yo no sé si eso es lo mas conveniente", señaló.

Lamentó que han pasado muchos meses en los que se ha estado violando los derechos humanos del fundador de WikiLeaks y se mostró seguro de que "algún día" el Reino Unido le dé el salvoconducto.

Señaló que Assange "afortunadamente se ha mantenido bien" de salud, algo de lo que, afirmó se ha encargado el Gobierno de Ecuador.

El Gobierno ecuatoriano dio asilo a Assange el 19 de junio en la Embajada de Ecuador en Londres, donde se refugió para evitar su extradición a Suecia, donde está acusado de delitos sexuales y teme que las autoridades de Estocolmo terminen por enviarle a Estados Unidos.