Juventus juega el viernes un partido que podría valer el scudetto, ya que si vence al Napoli le sacará nueve puntos de ventaja cuando falten sólo once fechas para el final de la temporada de la Serie A de Italia.

La Juve llega al feudo de los eufóricos hinchas napolitanos con seis puntos a su favor y con una historia reciente que también le sonríe, con tres victorias y un empate en el campeonato en los últimos 18 meses.

Andrea Pirlo, el cerebro de la Juve, reconoce que "es un desafío donde está en juego el scudetto", aunque precisa que no será decisivo.

"Hemos partido con el objetivo de volver a conquistar el título porque después de la temporada pasada que jugamos con el mismo equipo, sabemos que podremos ganarlo dos años consecutivos", expresó.

Para tratar de restar presión a sus jugadores, el técnico Antonio Conte dijo el jueves que "se trata de uno de los tantos duelos importantes que tendremos hasta el final del campeonato".

El volante chileno Arturo Vidal llegará fresco al duelo porque Conte le dio un turno de descanso en el partido anterior contra el Siena, que la Juve despachó con un categórico 3-0.

El grave problema del Napoli es que su goleador, el uruguayo Edinson Cavani, tiene le pólvora mojada: nunca le había pasado en las dos temporadas y medias con el Napoli que no llega a las redes adversarias en seis partidos consecutivos, con lo cual el equipo ha logrado sólo tres empates en los últimos encuentros y dos derrotas en la Liga Europa.

El capitán del Napoli, Paolo Cannavaro, no se mostró para nada preocupado por la sequía de su compañero.

"A él para desbloquearse le basta un segundo y un partido como contra Juventus. Por lo demás, ha marcado tantos goles (18), que puede descansar un poco", señaló.

Agregó que "los juventinos son los favoritos porque son los actuales campeones, son los líderes del torneo y han demostrado que han sido los más fuertes en los últimos dos años, pero no existen equipos invencibles".

El Milan, que ha escalado al tercer lugar tras un inicio catastrófico, tiene la duda si podrá contar con su artillero Mario Balotelli, quien tiene algunos problemas físicos, para su partido con la Lazio, en un partido en el que se juega un puesto de Liga de Campeones.

Milan tiene 45 puntos, seguido por la Lazio e Inter con 44, que están en la lucha por el tercer lugar que da acceso a la Champions.

La 27ta fecha del calcio se inicia el viernes con Napoli-Juventus. El sábado jugarán Milán-Lazio y el domingo Bologna-Cagliari, Catania-Inter, Fiorentina-Chievo, Pescara-Udinese, Roma-Genoa, Sampdoria-Parma, Siena-Atalanta y Torino-Palermo.