Los líderes Lanús y River Plate se someterán a duras pruebas fuera de casa ante Racing y San Lorenzo, respectivamente, en la cuarta jornada de la Liga argentina de fútbol 2013 que comenzará este viernes.

El Lanús, de rendimiento ideal con tres victorias, ocho goles marcados y ninguno encajado, rompe los pronósticos más optimistas de su propia afición, pese a que en el torneo anterior, el segundo de 2012, acabó en el tercer puesto tras una gran campaña.

Su entrenador, el exdelantero boquense Guillermo Barros Schelotto, convertido en un año en uno de los técnicos con mejor futuro en el fútbol de su país, afronta la posibilidad de pasar a la historia del centenario club ya que el equipo granate nunca logró ganar los cuatro primeros partidos de un torneo.

El Racing llega tocado a este partido, porque el fin de semana pasado cayó derrotado ante su histórico rival, el Independiente, por un 2-0 que no tiene atenuantes y que ha provocado malestar entre sus aficionados, algunos de los cuales acudieron al club para expresar sus protestas al técnico Luis Zubeldía.

Con tres victorias consecutivas, el River Plate, que en 2012 regresó a la Primera División tras padecer la etapa más triste de su historia, vive horas de euforia con esos resultados que le devuelven el derecho a soñar con un nuevo título para sumar al palmarés más laureado de las competiciones locales.

Su rival, el San Lorenzo, está obligado a sumar la mayor cantidad de puntos posibles para mantenerse alejado de los puestos del descenso que ocupan, de momento, Unión, Quilmes y San Martín.

Precisamente el Unión de Santa Fe será en rival el domingo del Boca Juniors, aliviado tras un flojo comienzo de año por la victoria que obtuvo el miércoles en Guayaquil ante el Barcelona ecuatoriano (1-2) en la Copa Libertadores.

Su entrenador, Carlos Bianchi, evalúa la posibilidad de convocar para ese encuentro a Juan Román Riquelme, que se ha reincorporado a la plantilla tras ocho meses de inactividad en los que gestionó de manera infructuosa su traspaso a otro equipo.

Riquelme estaría en condiciones de jugar, al menos, 45 minutos, pero iría, en principio, al banquillo de los suplentes.

- Este es el programa de partidos de la cuarta jornada:

Viernes: Quilmes-Atlético Rafaela y Newell's Old Boys- Belgrano.

Sábado: Colón-Estudiantes y Arsenal-Independiente.

Domingo: Godoy Cruz-Argentinos Juniors, San Lorenzo-River Plate, Tigre-All Boys, Racing-Lanús y Boca Juniors-Unión.

Lunes: Vélez Sarsfield-San Martín.

Lanús y River Plate encabezan la clasificación con nueve puntos, seguidos por Godoy Cruz de Mendoza (dirigido por Martín Palermo), con 7, Quilmes e Independiente con 6 y Arsenal con 5.