La fundación española Paz y Cooperación lanzó hoy en la sede de la ONU sus premios escolares 2013, que en esta edición se centran en promover la paz a través de la creatividad artística.

"Este año nos centramos en el arte como lenguaje universal" que sirva de herramienta para la paz, explicó el presidente de la fundación, Joaquín Antuña, durante una conferencia de prensa.

La convocatoria promueve iniciativas escolares para que maestros y estudiantes de todo el mundo debatan "asuntos globales" dentro del marco de la acción de Naciones Unidas, añadió.

Los dibujos y obras artísticas en diferentes categorías serán evaluados por un jurado y recibirán un premio. El pasado 7 de febrero se entregaron los galardones a la edición de 2012, en una ceremonia que tuvo lugar en Yakarta, la capital indonesia.

"Esperamos que con esta competición muchas escuelas realicen actividades y discusiones sobre la paz", agregó Antuña, quien explicó que debido a los recortes económicos toda la campaña tiene un presupuesto de apenas 10.000 dólares pero cuenta con muchos apoyos desinteresados.

En la rueda de prensa participó Anuska Gil, quien el año pasado realizó el Camino de Santiago con sus patines en línea, dentro de la iniciativa "Patinando el Camino" para promover la cooperación y la solidaridad.

Gil, posiblemente la primera persona en intervenir en la sala de prensa de la ONU con sus patines en línea y el resto del equipo de patinadora, realizó los mil kilómetros del Camino sin dinero gracias a la ayuda que recibía, mientras promovía su mensaje sobre cómo se puede cambiar el mundo a través de pequeños actos.

"No digan: 'no tenemos dinero, no podemos ayudar'. Siempre se puede hacer algo para ayudar y cambiar el mundo", explicó.

La próxima iniciativa de Gil será, en cooperación con la fundación, recorrer durante el próximo año el Camino Real de California, que a lo largo de casi 1.000 kilómetros unía las misiones españolas en ese estado.