El argentino Horacio Zeballos, instalado en los cuartos de final del Abierto Mexicano, evita ser a toda costa "rey por un día" y a partir de su victoria sobre Rafael Nadal en la final de Viña del Mar quiere repetir momentos dulces como ese que vivió hace dos semanas a expensas del español.

"Ganarle a Nadal fue la alegría más grande que me ha dado el tenis hasta el momento, tener esa posibilidad de enfrentarlo y encima haberle ganado fue un sueño hecho realidad", relató Zeballos en una entrevista con Efe.

Zeballos y otro español, Nicolás Almagro, velaban sus armas para enfrentarse por una plaza en las semifinales del Open 500 de Acapulco.

"El triunfo dio una motivación extra para tener la oportunidad de estar nuevamente en otras finales y jugar otra vez contra jugadores de su nivel", matizó.

Antes del título, su primero en ATP, Zeballos ya tenía referentes a quien imitar en el tenis argentino como David Nalbandián, Gastón Gaudio y Juan Martín del Potro.

"Todos unos jugadorazos a quienes uno intenta imitar", apostilló.

"El otro día tuve la posibilidad de jugar con Ferrer y sentía que estaba jugando un tenis increíble. Uno intenta copiarle a los mejores, tratar de jugar a su nivel ya que al jugar contra ellos aumenta automáticamente el nivel de cada jugador", apuntó.

Semanas después de su victoria sobre Nadal, Zeballos mantiene frescos en la memoria los momentos de ese partido.

Pero no se quiere conformar con el recuerdo de que alguna vez le ganó una final a quien ha sido, quizá el mejor jugador en arcilla en la historia del tenis, sino que quiere seguir probando la adrenalina que generan los triunfos.

"El partido ante Nadal, en Chile, ha sido el mejor de mi carrera demostré que podía jugar a ese nivel y lo mantuve, para mí fue importantísimo, Nadal es un tremendo jugador y hacerle fuerza ya era suficiente para mí, ahora imagina haberle ganado, fue la alegría más grande de toda mi vida".

El argentino, 41 en la ATP, cuenta que la receta para no quedarse en ese triunfo es pensar en que cada día hay una nueva oportunidad para ganar.

"Hay que pensar en lo que viene, en que uno juega este tipo de torneos todas las semanas y siempre, todos los días hay nuevos desafíos y nuevas ganas de tener otro triunfo", puntualizó.