Un hombre condenado por decapitar a una turista británica con un cuchillo fue sentenciado a pasar 20 años de internación en una unidad penitenciaria de tratamiento psiquiátrico.

El tribunal de Santa Cruz de Tenerife, en las Islas Canarias, también condenó el jueves al búlgaro Deyan Valentinov, de 29 años, a indemnizar con 100.000 euros (131.000 dólares) a la hija de la víctima.

Valentinov usó un cuchillo jamonero de 23 centímetros para decapitar a Jennifer Mills-Westley en el interior de una tienda de la localidad de Los Cristianos, Tenerife, en mayo de 2011. Después del ataque, salió a la calle con la cabeza en la mano.

El acusado búlgaro fue hallado culpable por un jurado popular la semana pasada pero se le eximió de responsabilidad criminal al ser diagnosticado de esquizofrenia paranoide crónica.