El Movimiento 5 Estrellas (M5S) del cómico Beppe Grillo no cuenta con la mayoría en la Cámara de los Diputados y en el Senado tiene sólo 54 escaños, pero los ajustados resultados electorales ponen en sus manos las riendas de Italia.

El único camino para acabar con la parálisis que se ha producido en Italia tras los comicios es que el centroizquierda de Pierluigi Bersani busque alianzas para desbloquear la ingobernabilidad en el Senado, y el único aliado posible parece Grillo.

Desde las filas del Partido Democrático (PD) han rogado a Bersani que no acepte formar un Gobierno con el eterno enemigo, Silvio Berlusconi, y que es preferible volver a votar si no se encuentra una salida a este túnel.

Por ello, Bersani lanzó el guante a Grillo para que tomase la responsabilidad, ahora que también él ha entrado en el juego político.

Pero el cómico de Génova recogió el guante sólo para dar a Bersani una sonora bofetada, al anunciar que no votará a favor de la investidura ni del centroizquierda ni de ningún otro partido.

Grillo no se quedó ahí y publicó en su blog una entrada que titula "Bersani, un muerto que habla", con la que recordó algunos ataques públicos que el líder del centroizquierda le lanzó en la campaña, y en la que pidió su dimisión.

Para algunos analistas como Luca Sofri, director del diario digital "Il Post", Grillo está empujando al PD a aliarse con el Pueblo de la Libertad (PDL) de Berlusconi para que ambos partidos pierdan aún más consenso y poder dar así "el zarpazo final" en las próximas elecciones.

Pero para Angela Mauro, articulista del Huffington Post italiano, aún hay margen de negociaciones entre el PD y Grillo, sobre todo después de la protesta que los mismos electores del Movimiento 5 Estrellas comenzaron ayer tras la decisión de Grillo.

En internet y en las redes sociales - el único medio de comunicación e información utilizado por Movimiento 5 Estrellas - comenzó a correr la protesta ante la decisión de Grillo de cerrar las puertas al apoyo al centroizquierda.

Unos 50.000 electores del Movimiento 5 Estrellas firmaron un llamamiento para que Grillo reconsidere su posición, ya que sólo apoyando a un Gobierno se podrán aprobar las iniciativas y las leyes que defienden.

"Los elegidos por el M5S tienen un ocasión histórica. Podemos acabar con el regreso de Berlusconi y obligar a Bersani a aceptar nuestros desafíos", se lee en el llamamiento de la base de los llamados "grillinos".

Es próximo fin de semana está prevista una reunión de todos los miembros del M5S que han sido elegidos en el Parlamento, que se celebrará en Roma o Bolonia, para decidir juntos las próximas estrategias.

Según algunos miembros del Movimiento 5 Estrellas, el llamado "modelo siciliano, lo que está ocurriendo en Sicilia con el presidente de la región y miembro del PD, Rosario Crocetta, a quien los "grillinos" dan su apoyo sólo para las leyes que creen convenientes, es la única solución.

Si para esto es necesario votar la investidura a un Gobierno de Bersani, no se ve algún inconveniente, aseguran en las redes sociales los miembros del M5S.

En la prensa italiana se apunta además a que con la negativa de Grillo, se estaría metiendo presión al PD a la hora de afrontar las próximas negociaciones y conseguir así no sólo la promesa de aprobar las leyes por las que lucha el M5S sino también conseguir, por ejemplo, colocar a uno de los suyos como presidente de la Cámara de los Diputados o del Senado.

Grillo que siempre ha sostenido que él no manda en el Movimiento y que todas las decisiones son consensuadas tendrá que escuchar a la base y tomar nota.

Cristina Cabrejas