El déficit del conjunto de las administraciones públicas españolas sumó 70.822 millones de euros (unos 93.000 millones de dólares) en 2012 y alcanzó el 6,74 % del PIB.

En esta cifra no se tiene en cuenta el impacto de 3,25 puntos del PIB que tuvieron las ayudas a la banca española recibidas de Bruselas.

El ministro español de Hacienda, Cristóbal Montoro, confirmó hoy en rueda de prensa que el déficit público de 2012 supone cuatro décimas más del objetivo establecido con la UE.

Según los datos que ofreció Montoro, el estado central tuvo un déficit del 3,83 % del PIB (frente al 3,5 % previsto), mientras que las comunidades autónomas (regiones) registraron el 1,73 % (frente al 1,5 %) y las entidades locales, el 0,20 % (frente al 0,3 % previsto).

La Seguridad Social cerró con un déficit del 0,96 % frente al equilibrio previsto.