El Consorcio Red de Educación a Distancia (Cread), que agrupa a 150 entidades en América, abrió hoy en Quito su sede para los países andinos con la meta de promover la cooperación entre universidades y ampliar las oportunidades educativas en la región.

La educación a distancia "crece de forma agigantada" en todo el continente y en el mundo, dijo a Efe Armando Villarroel, el director ejecutivo de Cread, fundado en una conferencia en Caracas en 1990 con el impulso de la Télé-Université de Canadá y la Universidad Nacional de Mar del Plata de Argentina.

Desde entonces internet revolucionó los cursos a distancia, que ofrecen todas las materias posibles en cualquier rincón del planeta.

La oficina de Cread en Quito se estrenó hoy precisamente con un taller sobre el uso de nuevas tecnologías en la educación, al que asistieron representantes de universidades y empresas.

La tecnología "es cada vez más poderosa, más barata y más asequible", aseveró Villarroel. "Nuestra intención es ponerla al servicio de más personas", añadió.

Desde la oficina en Ecuador el Consorcio fomentará la cooperación entre universidades de la región andina, aplicando ideas usadas en Europa y América del Norte, y experiencias de éxito en América Latina, dijo Villarroel.

La nueva sede funciona en las instalaciones de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) en Quito, que ostenta una de las vicepresidencias del Consorcio y que cooperará con apoyo presupuestario, explicó Martha Lucía Pereira, la directora de la oficina.

Entre los proyectos en los que ya trabaja está el desarrollo de carreras universitarias bilingües, en inglés y español, en Colombia, y un congreso sobre la calidad y la acreditación de educación a distancia en el que participarán en abril representantes de varios continentes, dijo.

El Cread tiene su sede central en Miami y también cuenta con oficinas en Argentina y Brasil.