Un residente de Michigan fue declarado culpable el jueves de viajar a Haití para abusar sexualmente de niños pobres que vivían en una residencia que él operaba en el país.

El jurado deliberó durante 90 minutos antes de hallar a Matthew Andrew Carter culpable de cinco cargos de viajar a Florida para participar en actividad sexual con menores, así como un cargo de intento de turismo sexual infantil.

Carter, de 67 años, viajaba frecuentemente de la Florida a Haití para operar el centro desde 1995 hasta su arresto en el aeropuerto internacional de Miami en el 2011. Ex residentes del Morning Star Center atestiguaron durante el juicio de tres semanas que Carter los obligó a participar en actos sexuales cuando eran niños.

Carter negó las acusaciones, de las que según su abogado no hay pruebas tangibles.

La fiscalía sostuvo que el acusado forzaba a los niños a someterse a actos sexuales con él a cambio de alimentos, ropas, juguetes y un sitio para dormir.