Muchos se embelesan con los prodigios Stephen Strasburg y Bryce Harper en Washington. Tampoco se cansan de destacar a los hermanos Upton en Atlanta.

¿Y Filadelfia?

Este año, los Filis arrancan una temporada sin la etiqueta de favorito en el Este de la Liga Nacional.

Cómo pasa el tiempo. Realmente fue ayer, en la primavera de 2007, cuando el torpedero Jimmy Rollins abrió la boca para proclamar que los Filis eran el equipo a batir de la división.

Por entonces, no habían hecho nada. Pero Rollins no se equivocó con su pronóstico: los Filis hilvanaron una racha de cinco campeonatos consecutivos en el Este y en 2008 se alzaron con el segundo campeonato de la Serie Mundial de su historia.

Pero la época de esplendor terminó el año pasado, al quedar por detrás de Washington y Atlanta, y la puerta cerrada a los playoffs. Solo una feroz arremetida en las últimas semanas preservó que consiguiesen una marca de 81-81.

Tome nota de este patrón negativo. Tras conquistar el Clásico de Otoño, han dado un paso atrás cada temporada posterior. Perdieron la Serie Mundial de 2009, luego la serie de campeonato del circuito en 2010, seguido por una eliminación en la primera ronda en 2011 y hasta llegar a quedar totalmente marginados de la pasada postemporada.

Blindados por una rotación que sigue siendo formidable, con el trío de ases conformado por Roy Halladay, Cliff Lee y Cole Hamels, aunado a que Ryan Howard y Chase Utley estén sanos, en Filadelfia están convencidos que son capaces de enhebrar otra racha triunfante.

"Nuestra intención es mantenernos competitivos en nuestra liga y llegar al final con posibilidades de ganar", dijo el manager Charlie Manuel. "Nuestro objetivo es ganar la división, ir a la Serie Mundial y ganarla. Lo mismo de siempre".

Todo lo que tenía que salir mal, pues salió mal en un aciago 2012. Su inicialista Howard no pudo reaparecer hasta inicios de julio tras desgarrarse el tendón de Aquiles. El intermedista Utley, con sus problemas crónicos en la rodilla, también estuvo fuera los tres primeros meses. Halladay se perdió dos meses por una dolencia en el hombro derecho. Freddy Galvis, el venezolano quien no había desentonado en reemplazo de Utley, fue suspendido por dopaje y luego se lesionó. Y culminada la campaña, el receptor panameño Carlos Ruiz recibió una suspensión de 25 juegos al dar positivo por consumo de anfetaminas.

Dejaron escapar ventajas a la altura del octavo episodio en 13 ocasiones, y se acentuaron las críticas de que su nómina se había llenado de peloteros sobre los 30 años.

En ese sentido, la contratación del veloz jardinero central Ben Revere, tras un canje con los Mellizos de Minnesota, busca inyectar sangre joven con sus 24 años.

Pero al mismo tiempo adquirieron a Michael Young, de 36 años, para que se encargue de la tercera base, una posición en la que no se ha desempeñado desde 2010.

El bullpen fue reforzado con los relevistas Chad Durbin y Mike Adams para acompañar al cerrador Jonathan Papelbon.

De momento, Howard, Utley y Halladay parecen recuperados. Utley, inclusive, ha podido jugar en pretemporada por primera vez desde 2010.

La ofensiva depende de que ambos repunten su producción. Utley promedió 20 jonrones y 101 remolcadas entre 2005-09, pero desde 2010 los números son de 13 y 51. Howard inicia la segunda campaña de una extensión de contrato de cinco años por 125 años. En los 71 juegos que disputó el año pasado se ponchó en 99 de sus 260 turnos, aunque pegó 14 jonrones y remolcó 56 carreras.

El pitcheo, sin lugar a dudas, es el eje central de los Filis. No se engañe por las seis victorias de Lee. Logró cubrir los 200 innings con 200 ponches, al igual que su colega zurdo Hamels. Kyle Kendrick y John Lannan completan la rotación.

En un pasado reciente, el trío de jardineros solía ser temible con estrellas como Shane Victorino, Raúl Ibáñez y Jayson Werth. Ahora, Revere es la única certeza. Delmon Young es una apuesta arriesgada en el derecho, ya que no ha jugado con regularidad en esa posición desde 2007. El novato Darin Ruf, John Mayberry Jr. y el eterno prospecto Domonic Brown se peleaban por ser el jardinero izquierdo.

Un manager con un contrato que expira al final de temporada siempre abre al compás para conjeturas y este el caso de Manuel, dirigente de los Filis que inicia su novena campaña. Su posible sucesor es Ryne Sandberg, el miembro del Salón de la Fama, que fue nombrado coach de tercera base.

Manuel insiste que no va a hablar sobre el tema de su continuidad, totalmente concentrándose en levantar al equipo.

"Tenemos mucho talento. Aún tenemos un excelente equipo con nuestros veteranos", dijo Manuel. "Obviamente, todos a saldrán a decir que se tienen que cuidar de las lesiones y que son viejos. Ya lo veremos".

___

Eric Núñez está en Twitter como http://www.twitter.com/EricNunezAP