Un incendio registrado hoy en las cercanías de la principal hidroeléctrica de Venezuela causó apagones en al menos 10 de los 23 estados del país, dijeron autoridades, que indicaron que el servicio ya se restableció en la "mayor parte" del territorio nacional.

El director general del Centro Nacional de Despacho (CND) del Ministerio para la Energía Eléctrica, Igor Gavidia, dijo que se produjo "un incendio de magnitud importante" entre El Guri (sureste), la hidroeléctrica que genera cerca del 70 % de la electricidad en el país, y la subestación de El Tigre.

Explicó que el incendio se desató en los alrededores de tres líneas de 400 kilovoltios de la hidroeléctrica que tenían una "vegetación muy seca" y que cayeron producto del evento.

El incendio habría provocado desconexiones de carga automática en "todos los estados" del país con una "pérdida importante, aunque por muy corto tiempo, de casi unos 7.000 megavatios", señaló Gavidia a la televisión estatal.

"Estamos restituyendo todo el sistema paulatinamente (...) de modo que la recuperación no afecte la estabilidad del sistema", indicó.

El funcionario aseguró que la carga eléctrica afectó al menos a diez de los 23 estados del país y siguen con inconvenientes en el norte del estado Carabobo (centro) y Portuguesa (centro-oeste) y los estados occidentales de Barinas, Mérida, Trujillo y Aragua.

Ya no habría problemas con la electricidad en los estados Zulia (oeste), Nueva Esparta (norte), así como Anzoátegui y Monagas (noreste), según el funcionario.

Gavidia apuntó que la situación presentada "tiene que ver mucho con un exceso del uso de la electricidad" en el país, algo que las autoridades vienen alertando desde hace meses.

Venezuela sufrió en 2010 una severa crisis eléctrica, agravada por una sequía que redujo drásticamente los caudales de los ríos que alimentan las hidroeléctricas, que llegó a paralizar diversos sectores de la economía y obligó al Gobierno a aplicar una batería de medidas para tratar de reducir el consumo.

El presidente Hugo Chávez reconoció en agosto pasado que su país sigue sufriendo "graves problemas" eléctricos, pero aseguró que si él no hubiera llegado al poder en 1999 el país se alumbraría con faroles y se cocinaría con leña.