El español Rafael Nadal, quinto mundial y segundo favorito, se impuso sin sobresalto al argentino Diego Schwartzman en el cierre la segunda jornada del Abierto Mexicano en la que los tenistas españoles ganaron ocho partidos.

Nadal se impuso por 6-2 y 6-2 a Schwartzman, quien provenía de la calificación, en 68 minutos y se clasificó a los octavos de final.

A pesar de los parciales, el triunfo de Nadal no fue sencillo.

El argentino le exigió al español, que cumplió en su presentación, pero que dejó ver que no está al ciento por ciento de su lesión en la rodilla izquierda, que lo alejó de las pistas durante siete meses.

Nadal se mostró sólido en el fondo de la cancha, con tiros potentes, y con buena actitud, pero no parece del todo confiado sobre todo en la pierna izquierda que a lo lejos aparenta apoyar con cierta precaución.

El español resolvió el primer parcial en 28 minutos y el segundo, más trabajado, lo concretó en 40. En ambos parciales rompió en el tercero y quinto 'games'.

El nombre de Nadal, que regresó al torneo tras ocho años de ausencia, fue el mejor imán para llenar el estadio del complejo Mextenis, que tiene capacidad para 8.000 espectadores que en todo momento apoyaron al de Mallorca y que, al final del partido, recibieron pelotas que Nadal repartió como agradecimiento.