Gracias a que la economía de su país está mejorando, los mexicanos están dejando de emigrar.

Una encuesta de Gallup publicada el lunes indica que solo el 14 por ciento de los mexicanos dicen que emigrarían de su país, en comparación con un 21 por ciento en 2007.

En un interesante giro de la realidad, las cifras actuales son casi idénticas al 11 por ciento de los norteamericanos que dicen que se irían de EE. UU. si tuvieran la oportunidad.

Desde que asumió el cargo, el nuevo presidente de México, Enrique Peña Nieto, se ha asegurado de destacar que su país "trabajará para mejorar la calidad de vida y las oportunidades en México para que la emigración sea una decisión personal y no una necesidad".

Debido a las florecientes oportunidades económicas, la ciudadanía que más emigra a los Estados Unidos ya tiene pocas razones para cruzar la frontera.

A medida que Estados Unidos continúa luchando por recuperar el impulso económico tras la recesión de 2008, la tasa de desempleo en México ha disminuido a tan solo el 5 por ciento. Los hispanos en EE. UU. aún tienen una de las mayores tasas de desempleo en este país: 9.8 por ciento.

Antonio Garza, exembajador de los EE. UU. en México, dijo que la encuesta “es una instantánea de una tendencia que se ha observado en el país en los últimos años”.

“La expansión de la clase media en México significa que hay más personas que tienen trabajo”, dijo.

El desempeño económico de México está estrechamente relacionado con EE. UU., adonde envía casi el 80 por ciento de sus exportaciones.

Pero gracias a un aumento en la industria agrícola, la economía de México creció en casi un 4 por ciento el año pasado, en comparación con tan solo el 2 por ciento de la de EE. UU.  

“Se están creando más trabajos en México, lo cual significa que hay menos presión para que la gente emigre”, dijo Manuel Suárez-Mier ―un economista mexicano que enseña en la Facultad de Servicio Internacional de American University― a Fox News Latino

Las implicaciones de estos datos podrían afectar el reciente impulso para lograr una reforma inmigratoria integral en los EE. UU.

“Es una buena noticia porque podría ayudar al gobierno de EE. UU. a elaborar una reforma inmigratoria sensata”, comentó Suárez-Mier.

Dijo que ambas partes pueden beneficiarse con el crecimiento económico de México.

“Es un buen momento para las relaciones bilaterales entre EE. UU. y México”, agregó Suárez-Mier.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino