Un total de 255 mujeres fallecieron en 2012 en Argentina víctimas de la violencia machista, la mayoría -un 65 por ciento-, a manos de su pareja o expareja, según un informe realizado por el Observatorio de Femicidios de la ONG La Casa del Encuentro.

El estudio, publicado hoy por la ONG en su página web, advierte de que cada 35 horas se registró un feminicidio en el país suramericano y que, en consecuencia, al menos 357 hijas e hijos perdieron a sus madres el año pasado.

El informe destaca que de las 255 fallecidas en 2012, cien tuvo como agresor a su esposo, novio o amante, aunque también abundan los casos en los que el homicida fue un familiar.

De los 255 asesinatos, 17 fueron "feminicidios vinculados", es decir, mujeres o niñas a las que mataron para vengarse de otra mujer.

El estudio revela, además, que cinco de las mujeres muertas estaban embarazadas y 26 presentaban indicios de abuso sexual.

De todos los casos, 34 habían denunciado a su agresor y 14 ya contaban con una orden de exclusión del hogar.

Las armas de fuego fueron el método más utilizado para cometer los feminicidios, según los datos del informe que precisa que de esa manera fallecieron 62 mujeres, mientras que 57 fueron apuñaladas, 44 murieron a golpes, 25 estranguladas, 9 incineradas, 12 degolladas, 11 asfixiadas, 9 ahorcadas y 2 ahogadas, de las restantes 24 se desconoce la causa de la muerte.

El número de asesinatos fue mayor entre las mujeres de edad comprendida entre los 31 y los 50 años (85), seguidas por aquellas de entre 18 y 30 años (70).

La falta de estadísticas oficiales sigue siendo uno de los principales escollos para atajar este problema, según denuncia la ONG, que reclama mayor implicación de Estado argentino para el diseño de políticas públicas de prevención y asistencia a las mujeres afectadas por la violencia de género.

Para sus responsables, es fundamental considerar a la violencia sexista, "como una cuestión política, social, cultural y de Derechos Humanos".

Desde que comenzó 2013 han sido asesinadas en Argentina otras 26 mujeres, dos de ellas embarazadas.

De acuerdo a estadísticas recientes de la Oficina de Violencia de Género (OVG), que depende de la Corte Suprema de Argentina, sólo en septiembre pasado -último dato disponible- se contabilizaron 797 denuncias de violencia de género, en un 78 por ciento radicadas por mujeres.

Según la OVG, en el 96 % de los casos la agresión denunciada incluyó violencia psicológica por parte de la pareja, en un 72 % hubo también violencia física y en el 15 % la agresión fue además de tipo sexual.