La Policía norirlandesa ha hallado un lanzacohetes y una ojiva en un barrio del oeste de Belfast, durante una investigación sobre la actividad de los grupos disidentes republicanos, contrarios al proceso de paz en la provincia.

Un portavoz del Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI) señaló hoy que las armas fueron encontradas el pasado lunes por la tarde en una vivienda de Hawthorn Street.

"Estos sistemas de armas tienen la clara intención de matar y no deberíamos dudar de que la recuperación de estos artefactos ha salvado vidas", afirmó la fuente policial.

Varias casas de los alrededores fueron evacuadas durante unas horas mientras artificieros del Ejército británico revisaban las armas.

El concejal del nacionalista Partido Social Demócrata y Laborista de Irlanda del Norte (SDLP) Colin Keenan, que vive en la calle Hawthorn, dijo a los medios británicos que este ha sido un "hallazgo significativo" y comentó que los vecinos estaban "conmocionados" de saber que estas armas estaban en su barrio.

Dada la actividad de los disidentes en el último año, algunos comentaristas británicos han cuestionado que el Gobierno haya elegido Irlanda del Norte para celebrar el próximo junio la cumbre del Grupo de los Ocho (G8, los países más industrializados y Rusia).

Esta reunión anual del G8 se celebrará en un aislado complejo hotelero de Fermanagh el 17 y 18 de junio.