Las Naciones Unidas inauguraron hoy en Bogotá una conferencia para evaluar los logros alcanzados y las herramientas utilizadas en el mundo desde el año 2000 para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y fijar nuevas estrategias para hacerlos realidad en 2015.

La directora global del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Helen Clark, inauguró este evento de dos días junto con la canciller colombiana, María Ángela Holguín, cuando restan mil días para la fecha límite de los OMD, el 31 de diciembre de 2015.

Clark, quien fue primera ministra de Nueva Zelanda entre 1999 y 2008, llamó a los Estados a comprender y asimilar "profundamente" "cómo funciona la mecánica de los (ocho) Objetivos de Desarrollo del Milenio" para garantizar el desarrollo humano, como se propuso la sociedad internacional en la Declaración del Milenio de 2000.

En el encuentro, representantes del PNUD de al menos cincuenta países pondrán en común sus experiencias en la aplicación de estas ocho directrices desde hace trece años.

Los ODM son la erradicación de la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria elemental, promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, reducir la mortalidad de los niños menores de 5 años y mejorar la salud materna.

También son una meta combatir el VIH/Sida, el paludismo y otras enfermedades, garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y fomentar una alianza mundial para el desarrollo.

Clark observó que si bien ha habido en general avances en materia de salud y de medio ambiente, quedan pendientes desafíos de los que se tratará en la conferencia y que no especificó.

Por su parte, la canciller Holguín destacó la importancia de los ODM para el plan de desarrollo del Gobierno del presidente colombiano Juan Manuel Santos, y consideró que este país "ha tenido un alto rango de cumplimiento en la mayoría de sus puntos".

Según Holguín, Colombia ha logrado superar en un promedio superior al 90 % lo que proponen los ocho puntos.

Para Clark, una aplicación homogénea en el mundo de los ODM permitirá "construir sobre el éxito la agenda global para después de 2015", un periodo que a su juicio debe ser "una continuación del espíritu de la Declaración del Milenio del 2000".

"Hoy tenemos una oportunidad histórica para definir los parámetros de desarrollo porque el mundo ha cambiado en los últimos 15 años", anotó Holguín antes de sugerir que la nueva agenda "post 2015" debe ser "una sola, fundamental y equitativa".

Y propuso que debe ser aplicada por todos los países, no sólo por las naciones en vías de desarrollo, que debe buscar logros irreversibles a través de cambios profundos y duraderos y que debe girar sobre el eje de la erradicación de la pobreza.

Asimismo, consideró que la equidad se debe aplicar dentro de los países, entre ellos y para todas las generaciones y que ha de tener una coherencia a nivel global con los sistemas financieros, de comercio internacional y contra el cambio climático.

Esta conferencia se realiza seis meses antes de que los líderes mundiales se reúnan en Nueva York en septiembre para la Cumbre sobre los ODM.