La OCDE calcula que el tipo de interés medio que sus países miembros tienen que pagar por las emisiones de deuda aumentará ligeramente este año para situarse en el 4 % para los bonos con vencimiento en diez años.

Las necesidades de financiación de los 34 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) aumentarán casi un 1 % este año para alcanzar 10,9 billones de dólares brutos en operaciones de colocación de deuda, según las cifras publicadas hoy, que no dan datos precisos para cada país.

En ese contexto, las agencias de calificación seguirán poniendo bajo presión a los gobiernos con previsibles rebajas de algunas notas que no deben ser consideradas literalmente, según los autores del informe de perspectivas sobre las necesidades de emisiones de deuda de la organización.

El tipo de interés medio que pagaron en 2012 los Estados miembros fue del 3,2 % para los bonos a diez años, tres décimas menos que en 2011 y seis décimas menos que en 2009, pero esa evolución descendente va a invertirse este ejercicio.

Una de las principales razones -explicó a Efe un portavoz de la OCDE- es el incremento del peso relativo de la deuda pública, que en 2013 llegará al 111,4 % del Producto Interior Bruto (PIB) de esos 34 países.

Se tratará del nivel más elevado desde el pico histórico al final de la Segunda Guerra Mundial, cuando la deuda pública llegó a representar el 116 % del PIB.

El elemento positivo señalado por la OCDE es que el ritmo de progresión de la deuda pública se ha desacelerado: de una subida del 11,5 % en 2008-2009, se debería pasar al 1,1 % en 2013-2014.

El país que tuvo el volumen relativo de deuda más elevado en 2012 fue Japón, con cerca del 240 % de su PIB, muy por encima de otros de los grandes que se situaron algo por encima del 100 %, como Italia, Estados Unidos o Reino Unido.

Los autores del estudio recuerdan que el interés pagado por España llegó a un pico del 7,6 % en los bonos a diez años el pasado mes de julio, en un momento en que el porcentaje de títulos de deuda en manos de extranjeros había caído durante varios meses consecutivos.

En concreto, los títulos de deuda española en posesión de extranjeros bajó de algo más del 45 % en diciembre de 2010 al 35 % un año después y a poco más del 30 % en abril de 2012, momento a partir del cual se percibe una ligera inversión de la tendencia para volver a incrementarse, aunque lentamente.

La OCDE calcula que el déficit de sus países miembros este año bajará al 4,6 % del PIB de media, frente al 5,5 % de 2012.