El grupo español OHL obtuvo un beneficio neto de 1.005,5 millones de euros (unos 1.315 millones de dólares) en 2012, el 350,3 % más que el ejercicio anterior, gracias a las plusvalías de 1.051,3 millones obtenidas por la venta de sus autopistas en Brasil y Chile y de su filial de medio ambiente Inima.

Según informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la cifra de negocio del grupo aumentó el 8,8 % hasta los 4.029,6 millones de euros y el resultado bruto de explotación (ebitda) se incrementó el 38,1 % y alcanzó los 1.052,9 millones.

A cierre de 2012, y excluyendo los activos de concesiones en Brasil y Chile, la actividad internacional representó el 66,8 % de las ventas y el 81,7 % del ebitda.

La cartera de pedidos del grupo alcanzó los 53.412,6 millones.

El principal negocio del grupo, el de construcción, facturó 2.738,3 millones, el 4,5 % menos. Esta actividad, que supuso el 68 % de las ventas, registró un ebitda de 252,4 millones, el 12,3 % menos, en tanto que la cartera de obra ascendió a 8.106,7 millones.

Por zonas, el 30,9 % de la cartera se localizó en Europa Central y del Este, el 21,6 % en España, el 19,7 % en Estados Unidos y Canadá, el 19,6 % en Oriente Medio y el Norte de África y el 8,2 % en el resto del mundo.

El negocio de concesiones fue el principal motor del grupo, con un incremento del 34,3 % en las ventas hasta los 642,5 millones de euros. El ebitda de esta división se incrementó el 59,1 % hasta los 749 millones.

Por regiones, la mayoría de los ingresos de concesiones provino de España (155,6 millones de euros, el 50 % más), seguido de México (151,1 millones, el 35,5 % más), Perú (24,3 millones, el 24,6 % más), y Argentina (24,1 millones, el 62,8 % más).

En el epígrafe de otras actividades, OHL facturó 648,8 millones de euros, el 81,6 % más que en 2011.