La eléctrica española Endesa logró un beneficio neto de 2.034 millones de euros (unos 2.660 millones de dólares) en 2012, un descenso del 8 % respecto al ejercicio anterior, informó hoy la compañía.

Influyeron en las cuentas de la energética, participada en un 92 % por la italiana Enel, el menor margen de generación en Chile por la menor utilización de las centrales hidroeléctricas.

El año pasado, Endesa facturó 33.933 millones de euros con un aumento del 3,8 %.

El resultado bruto de explotación (ebitda) se redujo el 3,6 %, hasta los 7.005 millones de euros, lastrado por los recortes en España y la fuerte sequía en Chile.

En España y Portugal, el ebitda bajó el 5,7 % y se situó en 3.796 millones, y el beneficio neto fue de 1.410 millones, un 11,5 % menor que el del ejercicio anterior.

En Latinoamérica, el resultado bruto de explotación fue 3.209 millones, un 1 % menor que en 2011 por la sequía en Chile, mientras que el neto mejoró un 0,5 % (2.420 millones) por el saneamiento de los activos de distribución realizados en 2011 en Argentina.

Las ventas de las compañías de Endesa crecieron el 4,6 %, con subidas del 7,2 % en Brasil, del 4,5 % en Perú, del 4,4 % en Chile, del 3,3 % en Argentina y del 1,9 % en Colombia.

La producción de electricidad en la región creció el 0,6 %, con subidas en Brasil (24,6 %) y Colombia (10,0 %) y descenso en Perú (6,2%), Argentina (4,6%) y Chile (2,5%).

En total, la producción de electricidad del grupo subió un 2 %, mientras que las ventas crecieron el 0,1 %.