La UEFA advirtió el miércoles a Fenerbahce que se expone a ser expulsado de las copas europeas, luego que los hinchas del club turco arrojaron fuegos artificiales a las afueras de su estadio.

Previamente, la entidad rectora del fútbol europeo había ordenado que Fenerbahce jugara a puertas cerradas su duelo el jueves anterior frente al BATE Borisov de Bulgaria por la ronda de diecisavos de final de la Liga Europa.

El partido que Fenerbache ganó 1-0 se atrasó cuando un fuego artificial, que era transportado por un pequeño paracaídas, cayó en medio de la cancha tras ser lanzado por los hinchas que veían el duelo en una pantalla gigante.

La UEFA ordenó que el estadio Sukru Saracoglu del club sea cerrado al público por segundo partido consecutivo en la Liga Europa. El equipo recibirá al cuadro checo Viktoria Plzen en el partido de vuelta por los octavos de final en Estambul el 14 de marzo.