El gobierno español fracasó por poco en reducir su déficit presupuestal en 2012 al nivel que prometió a las autoridades europeas, admitió el miércoles el presidente del gobierno.

Mariano Rajoy dijo que el déficit cayó a 6,7% del Producto Interno Bruto anual del país, frente a 9% en 2011.

La reducción, la cual ocurrió después de muchos recortes de gastos e incrementos fiscales, fue apenas un poco mayor que el 6,3&% prometido por España a las autoridades europeas.

La cifra de déficit de Rajoy no toma en cuenta el rescate de 40.000 millones de euros (52.000 millones de dólares) concedido a los bancos españoles en problemas por los socios de España en la eurozona de 17 naciones. Incluido el rescate, el déficit sería superior. La Comisión Europea permitió a España que no contabilizara el rescate.

España está en su segunda recesión en tres años y tiene una altísima tasa de desempleo, de 26%.