El ministro español de Defensa, Pedro Morenés, anunció hoy que las tropas de España en Afganistán se retirarán del puesto de combate (COP) de Moqur a principios de marzo "con la misión cumplida" y avanzó que en 2013 podría replegarse de la misión más del 40 por ciento previsto.

El titular de Defensa, en un encuentro informal con periodistas, dijo que la operación en Afganistán va "muy bien" y que entre el 6 y el 10 de marzo España se irá de Moqur, el último COP español activo después de que el pasado 21 de febrero las tropas se retiraran del puesto de Ludina y se lo entregaran al ejército afgano.

El ministro advirtió de que esta última fase es la más peligrosa, desde el punto de vista militar y político, por lo que "hay que ser extremadamente cuidadosos", porque "no hay que olvidar que estamos en una guerra".

Afirmó que los insurgentes van a intentar ser los vencedores y "un muerto el último día hace perder una vida y la batalla política".

Sobre la posibilidad de acelerar los tiempos del repliegue del contingente -el 10 por ciento en 2012, el 40 por ciento en 2013 y el otro 40 por ciento en 2014-, Morenés avanzó que este año podrían regresar a España más del 40 por ciento previsto y la salida de Moqur pone de manifiesto que la situación va mejor.

El cierre de Moqur, donde hay actualmente unos 150 militares en primera línea de combate contra la insurgencia en la provincia de Badghis, zona de responsabilidad española, estaba previsto para dentro de dos meses.

Supone un paso más en el proceso de repliegue, que continuará en otoño con la salida de la base de Qala i Naw, que agrupa al grueso de la misión en Afganistán.

En Moqur y Ludina el contingente español se encargaba de proporcionar seguridad en la construcción de la ruta Lithium, principal vía comercial de la provincia, y apoyar la gobernabilidad.

El COP de Moqur, enclavado en una fortificación del siglo XIX hecha de adobe, está a unos 26 kilómetros de la base española en Qala e Naw.

Desde este puesto, situado en una zona que limita con el valle de Bala Murghab, área de los insurgentes, los militares españoles también se encargaban de la formación del ejército afgano.