El oficialismo argentino logró los 125 diputados necesarios para convocar una sesión parlamentaria y tratará de convertir hoy en ley en la Cámara de Diputados el polémico memorándum firmado con Irán para investigar el atentado contra la mutual judía AMIA en 1994.

Las sesión comenzó con la presencia de 132 legisladores, 130 de ellos oficialistas, incluidos Miriam Mirkin y Carlos Eliceche, que renunciaron a sus cargos como ministros provinciales y asumieron de nuevo como diputados para poder emitir su voto sobre el acuerdo.

Al inicio del debate, el titular de la comisión de Relaciones Exteriores, Guillermo Carmona, defendió el memorándum, que si es aprobado por los parlamentos de Argentina e Irán permitirá que un equipo jurídico argentino interrogue en Teherán a los acusados por el atentado, entre ellos varios altos cargos del Gobierno iraní.

"Queremos que presten declaración indagatoria los funcionarios iraníes, ese es el objetivo del acuerdo. Se trata de un viejo anhelo de la Argentina", dijo Carmona.

El canciller argentino, Héctor Timerman, defendió ayer ante la comisión de la Cámara de Diputados el polémico acuerdo, rechazado por las asociaciones judías en Argentina y por gran parte de la oposición.

El acuerdo fue sellado por los Gobiernos de Argentina e Irán el pasado 27 de enero en Adis Abeba y aprobado la semana pasada por el Senado.

El ataque a la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en el que murieron 85 personas y más de 600 resultaron heridas, fue el segundo de los atentados terroristas contra intereses judíos en Argentina.

En 1992 explotó una bomba frente a la embajada de Israel en Buenos Aires y mató a 29 personas.

La comunidad judía atribuye a Irán y a movimiento chií Hizbulá la planificación y ejecución de ambos atentados.