La minera brasileña Vale obtuvo en 2012 un beneficio neto básico de 11.236 millones de dólares, que suponen una caída del 51,6 por ciento frente a 2011, cuando la compañía alcanzó el mejor resultado desde que fue creada hace 70 años, informó hoy la empresa.

El balance en dólares según las normas contables de Estados Unidos, presentado hoy después del cierre de los mercados bursátiles, indicó que la facturación el año pasado de la compañía alcanzó los 46.454 millones de dólares, un 23 por ciento menos que en 2011.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) ajustado fue de 19.135 millones de dólares, un 43,3 por ciento inferior al de un año antes.

Tanto el beneficio neto básico como el Ebitda ajustado excluyen, según la compañía, algunos renglones no relacionados con la caja, como pérdidas en la venta de activos, cambio y pérdidas monetarias y otras variables que pueden reducir el valor de mercado de la empresa.

"El año de 2012 fue desafiante para la economía global, que en medio de un ambiente de incertidumbre creció por debajo de la tendencia de largo plazo por segundo año consecutivo", apuntó Vale en un comunicado.

La empresa señaló que "una de las consecuencias del escenario macroeconómico adverso fue la caída generalizada de los precios de minerales y metales, con excepción del oro, un metal precioso cuyas cotizaciones son influenciadas por otros factores".

Vale es el mayor productor mundial de hierro y un importante extractor de otros minerales no ferrosos como manganeso, carbón, níquel, oro, plata, cobalto y potasio.

Así, "los precios del mineral de hierro se tornaron mucho más volátiles, demostrando gran tendencia a la baja especialmente en el tercer trimestre del año", resaltó la compañía.

En el cuarto trimestre de 2012, Vale registró un beneficio neto básico de 1.933 millones de dólares, un 60,16 por ciento inferior al del mismo período de 2011.

El Ebitda en los tres últimos meses del año pasado fue de 4.394 millones de dólares, lo que supone una caída del 59,4 por ciento frente al periodo comparado.

La facturación entre octubre y diciembre de 2012, en tanto, llegó a los 12.002 millones de dólares, un 18,65 por ciento menos que la de los últimos tres meses de 2011.

Las inversiones, sin incluir adquisiciones, alcanzaron en 2012 los 12.300 millones de dólares, cifra superior en un 8,84 por ciento a la de 2011.