El Atlético de Madrid jugará el próximo 18 de mayo la final de la Copa del Rey contra el Real Madrid después de empatar a domicilio (2-2) con el Sevilla en el partido de vuelta de semifinales.

Los rojiblancos, que llegaban al Sánchez Pizjuán con la ventaja de 2-1 obtenida en la ida, se adelantaron pronto en el marcador, gracias a un gol de Diego Costa en el minuto 6, y dejaron prácticamente sentenciada la eliminatoria con otro del colombiano Radamel Falcao en el minuto 29, que obligaba a los sevillistas a anotar cuatro tantos.

Aunque Jesús Navas acortó distancias antes del descanso, el Sevilla no consiguió volver a batir a Courtois hasta el minuto 91 por medio de Rakitic, que hizo el 2-2 definitivo.

El equipo andaluz acabó el partido con nueve jugadores, ya que Medel fue expulsado por doble amarilla en el minuto 75 y Kondogbia en el 92 con roja directa.