El Gobierno de Ecuador prevé invertir este año unos 35 millones de dólares en la elaboración de estudios para obras estratégicas en los campos de electricidad y energía renovable, ciencia y tecnología, agua, telecomunicaciones, transporte y productividad.

Así lo señaló hoy a Efe el director ejecutivo del Instituto Nacional de Preinversión (INP), Santiago Medina, al recordar que en 2012 su organismo invirtió una cantidad similar en estudios de grandes obras de desarrollo, algunas en ejecución y que forman parte del Plan Nacional de Desarrollo.

Lo que hace el Instituto, añadió, son "estudios bien hechos, técnicamente bien realizados, lo que va a garantizar que las obras sean bien hechas, que se hagan en los tiempos planificados y que, sobre todo, operen bien".

Con estos estudios se facilita el cumplimiento de los "objetivos de desarrollo" establecidos en un Plan Nacional que busca el progreso y el "Buen vivir" de los habitantes del país, anotó.

Los proyectos, cuyas ideas nacen de distintos ministerios y de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), van a un proceso de estudios que investiga si son viables y si se someten a los intereses de protección ambiental, social e interés económico.

Por ejemplo, dijo Medina, hay proyectos que incorporan ingeniería especializada que puede resultar muy costosos, pero que si los beneficios previstos son más altos que los costes, "se justifican".

Destacó el estudio de sistemas ferroviarios de carga, que estará listo en un año y que permitirá definir la posibilidad de construir una red de ferrocarriles para el transporte de mercancías.

Los proyectos deben también estar ligados a los cambios en las matrices energética y productiva establecidos por el Gobierno que, entre otras cosas, pretende cambiar el consumo de derivados de petróleo por energías limpias.

Asimismo, señaló Medina, varios proyectos deben estar ligados a planes regionales, sobre todo de interconexión con los países vecinos, Colombia y Perú, y con las iniciativas suramericanas de integración física.

En esa línea se estudian los proyectos nacionales de interconexión energética y de sistemas ferroviarios, añadió.

Entre los proyectos estratégicos mencionó al multipropósito "Chalupas", que prevé trasvasar agua desde la Amazonía hacia la provincia andina de Cotopaxi, una de las de mayor pobreza y con déficit de riego.

Además, el estudio del proyecto hidroeléctrico "Cardenillo", de 450 megavatios en el sur andino del país, y el proyecto eólico "García Moreno", en la provincia de Carchi, fronteriza con Colombia.

Asimismo, el proyecto geotérmico (energía volcánica) Chalpatán, también en Carchi.

En el campo de la ciencia y tecnología mencionó la llamada "Ciudad del Conocimiento Yachay", en la zona de Urcuqui, en la provincia andina de Imbabura.

Destacó también la gestión del INP en los estudios del metro para Quito y de un sistema de tranvía para la ciudad de Cuenca, así como un plan de tratamiento de aguas residuales en la capital.

Medina señaló que son expertos nacionales los que llevan adelante las estudios de preinversión, pero dijo que también se han contratado a empresas especializadas de otras partes del mundo.

El INP ha contado con el apoyo de empresas internacionales líderes en el ramo de Asia, Europa y América y puso como ejemplo que son casi una decena de estudios con firmas españolas.

La iniciativa de "pequeñas centrales hidroeléctricas" cuenta como consultora al consorcio Astec-Unitec, el proyecto eólico "García Moreno" a Gas Natural Fenosa y un plan de fomento de nuevas tecnologías a Consultrans-TYM Q, de España, añadió.

Entre los proyectos en ejecución, sobre todo en el campo de recursos hídricos, también varias firmas españolas han sido adjudicadas con estudios como el Consorcio Noega-Hidralia Energía-Copade, la Compañía General de Ingeniería y Sondeos, Gestión Integral del Agua Costa Huelva y la Sociedad Interamericana de Aguas y Servicios.

Los estudios de obras estratégicas permiten proyectar a "Ecuador hacia el futuro" y por eso existe una amplia gama de proyectos a estudiar, añadió Medina.